El mundo es del viento

Una "marea humana"

¿Qué está pasando con la cadena de los obispos?

¿Qué está pasando con la cadena de los obispos?
La COPE despide a J.A.Abellán

Up & Toy Story 3

Up & Toy Story 3
La edad de oro de la animación.

Y de repente, nada.

sábado, 14 de agosto de 2010

El tiempo se esconde de si mismo, la vida viene huyendo la mirada del destino, avergonzada de enfrentarse cara a cara con los tiempos que tocan, de tener que sincerarse, de asumir sus responsabilidades. Son días fáciles para espíritus valientes, nuestro mundo se desmorona en silencio, sin reproches, sin protestas, arrastrados por la indiferencia hacia el abismo. Caminando por las paredes derruidas, obedientes al ritmo de la marcha, soñando con salir del agujero antes de que la nada devore nuestros pasos, en mitad del desastre solo escucha el silencio, intrascendentes arrebatos de cólera partidista, sloganes manidos y desmentidos en la sangre sin perdón.

Nuestro mundo ha desaparecido y de sus escombros de debacle atómica emergemos como cucarachas kafkianas sin darnos cuenta del cambio, sospechando que todo ha sido una pesadilla y que esa losa que acabamos de apartar a patadas eran las sabanas mal planchadas. Todo da igual.

Da asco, hemos visto el funeral del comediante, el asesinato de Rosarch, el ascenso de Palpatine, la tortura de braveheart y la extincion de los mohicanos, ¿hay algo mas grave que ver la destrucción de la tierra por los insectos de starshiptropers?. Parece que no, en este blog no podemos evitar envidiar a los grandes astros del mal del celuloide, nos plegamos ante don Vito Corleone, Sauron o Hugo Chavez; son los únicos capaces de hacer temblar los cimientos inamovibles del sistema, los únicos de amenazar de verdad con el reset al señor Smith y no como el calzonazos de Neo.

Somos decadentes y felices de serlo, dispuestos a digerir drama y violencia sin fin, dolor y sufrimientos ajenos e incapaces de asumir una sola gota de esto en nuestras dosis diarias de realidad. Nos negamos, incluso con violencia, solo bebemos del cáliz de plata del hedonismo, mientras maldecimos nuestra suerte desde un nihilismo casi estoico, ya no somos gente de acción.

El alto grado de impotentes, chulo playas y estériles demuestra nuestra total decadencia (ya lo decía evo). La raza(entendida como concepto abstracto, mas allá de lo físico) ha sucumbido, somos una grecia desdichada, apoltronada entre Lesbos y Eleusis, dispuesta y casi anhelando ver la destrucción hasta los cimientos de Corinto.

Algo tiene que cambiar, el miedo ruge en la ciudad vacía y los restos de nuestra racionalidad deberán alzarse siquiera para dar un ultimo combate al destino, para siquiera obligar a la vida a que nos mire a la cara y nos diga de frente lo que toca y lo que hay; muchos estamos vacíos y reclamar el tributo de gloria no es demasiado, al menos quiero ser una linea en un libro de texto plagado de polvo en algún estantería dentro de 30 años, eso es la gloria y por ella debemos luchar con el mando de la play entre las manos.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Te sigo leyendo amigo.

Javi (larga vida a nuestras "las cortes")

11 de noviembre de 2011, 2:18

Publicar un comentario en la entrada

 

2009 ·Nördlingen by TNB