El mundo es del viento

Una "marea humana"

¿Qué está pasando con la cadena de los obispos?

¿Qué está pasando con la cadena de los obispos?
La COPE despide a J.A.Abellán

Up & Toy Story 3

Up & Toy Story 3
La edad de oro de la animación.

El origen neandertal

miércoles, 24 de marzo de 2010

Antes de empezar a decir nada, diré dos cosas. La primera que considero la prehistoria una pseudo disciplina, basada en hipótesis improbables y narrada de forma cuestionable como un agradable relato de matiz progre, sin base, continuamente zarandeado en sus postulados imaginarios por cada descubrimiento. Un cuento reelaborado continuamente y en continuada provisionalidad, en definitiva una construcción fantástica de un pasado desconocido a través de pequeños retales de ciencia. Algo parecido a una explicación cuasi religiosa del origen de la vida.

La segunda que mi personaje preferido del relato de ficción del supuesto pasado común es el neandertal. Todas las leyendas situan el comienzo en África, más concretamente en la zona de etiopía por el indiscutible argumento de que en esta zona son los restos oseos más antiguos de un supuesto ancestro de nuestra raza. Es decir los hombres nacimos en el corazón de África. Como diría un buen marxista, desde el principio de los tiempos se produjo una injusta distribución de la propiedad de la tierra y los medio de producción. Los jerifaltes se quedaron con la tierra y los pobres desheredados tuvieron que emigrar(miles de años después los descendientes del obrero han prosperado y los hijos de los señoritos se mueren de hambre. El materialismo histórico siempre llega a un lugar feliz.)

Tuvimos que emigrar. Nuestros ancestros expulsados por oligarquias explotadoras salieron del continente negro en forma del llamado ancestro común, eslabón perdido y santa sanctorum. Y en suelo de Europa apareció el neandertal, un ser que en el relato se nos presenta como espiritual, que habría podido desarrollar habilidades diferentes, no relacionadas con las manuales, un ser sensitivo, ajeno a la guerra. Pues este ser recibió años después la visita de algunos de los descendientes de los oligarcas en forma de sapiens(no sabemos si negros o ya rubios y por eso discriminados en una sociedad racista donde el color de la piel determinaba una posición social elevada). Estos sapiens, quizás protoarios(el mito del siglo XX) invadieron la tierra de los Neandertales y con mucha mayor eficacia que los españoles en América(no se a cuantos muertos por minuto salía cada colono) extinguieron la nación neandertal originaría de Europa.

Yo como buen neandertal retrospectivo no puedo sino indignarme ante este genocidio cultural y físico. Pero es peor el genocidio institucional que pretende que el legado cultural neandertal haya desaparecido. En realidad es probable que de haber sobrevivido la maquina de ciencia nazi hubiese descubierto de forma indudable que en realidad los arios eran descendientes de los neandertales y que la pérdida de estas capacidades ultrasensoriales de los padres neandertales se produjo por la contaminación de la raza con los invasores africanos. Algunos individuos geneticamente puros o casi puros pueden desarrollar estas habilidades heredadas de la raza originaria y superior contaminada por las figuras esbeltas y las caras esteticas de los parientes sapiens.

Cambiamos nuestro cerebro por sus caderas, nuestros superpoderes por sus sonrisas, nuestra adivinación por sus turgentes senos. Nuestra superioridad evolutiva por la uniformidad genética.

Me niego a aceptarlo, yo desciendo en línea directa del neandertal, que no emigró de África sino que emergió de las aguas del lago Costanza con el secreto del hierro y la piedra en sus genes impolutos y de ellos nació el genio y la raza que inspiró al hombre occidental a dominar el orbe. El mito del siglo XXI será esta evidencia científica, sustentada en tantos argumentos como aquella que se sostiene vigente. El neandertal evolucionó genéticamente hacia el ario, ya perdiendo algo de su pureza genética. Nuestros padres neandertales perdieron la capacidad de predecir, su magia y su poder sensorial, pero jamás perdieron la chispa encendida de la furia inmortal de su raza, que en las cuencas oculares de determinados hominidos aún brilla con resplandor caduco y altivo. La chispa de la inteligencia y la furia, aquella que permitió a los padres neandertales comunicarse con dioses e instruir al resto de las razas de homínidos en las artes prohibidas.

Sin mácula desde Costanza a Rivendel, pasando por Nordlingen, hasta mí. Cuando me miro al espejo lo veo, me brilla en los ojos la estela prehistórica de la raza única.

Si vosotros quereis creer otro cuento diferente, ya no os ajunto, pero os dejo un capítulo de sus leyendas baldías:

http://www.abc.es/20100324/ciencia-tecnologia-paleontologia-evolucion/especie-humana-desconocida-vivio-201003241841.html

1 comentarios:

Anónimo dijo...

En parte de acuerdo con lo comentado. A lo que añadiría:

- No se conoce en realidad el 100% del genoma neandertal, pero del conocido, aproximadamente de un 40% ya hay en torno a un 5% común con el nuestro (habría que preguntarse a quíen pidieron las muestras de "nuestro" representan genético pues es obvio que no es lo mismo un africano o un europeo en temas genéticos).
- Ese porcentaje conocido común (a fecha de 12.09.2012 que muy posiblemente seguirá avanzando conforme avancen las investigaciones) está relacionado con las capacidades mentales. Un inciso, enhorabuena al autor de este blog, porque habla de un tema que a fecha de su publicación aún no era conocido. Eso sí, muchos torticeramente dicen que eso puede explicar los problemas mentales del hombre moderno, pero obviamente la explicación puede ser toda la contraria. Es un problema matemático sencillo, la diferencia genética entre el mal llamado homo sapiens y nuestros ancestros y el hombre de neandertal es de momento ese porcentaje, y la diferencia cultural y de inteligencia es nada más y nada menos que el ser considerado humanos y no animales.
- Se ha descubierto recientemente otro "primo" del hombre de neandertal, el hombre de denisova, dicen que en Asia, en realidad es Eurasia al sur de Siberia. Seguramente habrá otros "primos" aún no identificados: ¿el homo ario?
- El hombre de neandertal es bien conocido que ya practicaba lo que podría denominarse enfermería, cocina, pintura (tesis reciente de que fueron autores de Altamira), y muchas tecnicas qué más allá de la fisionomía solo pueden calificarse como "humanas". Los casos de canibalismo son muchísimo menos frecuentes que en el "homo sapiens".
- La desinformación deliberada e interesada en los medios incluso en temas científicos es exagerada, no faltan investigaciones que deducen de tribus africanas el origen de todas las razas de la tierra, cuando la abundancia de restos humanos y el incremento geométrico de variaciones del género "homo" demuestran justo lo contrario.

Por último como corolario, la obsesión por crear una raza común actual será desarmada por los descubrimientos científicos.

Esto no debería ser nunca justificación para la existencia de los apartheids o gettos. Que no repitamos los errores del pasado. Pero que la verdad impere, porque habrá que reconocer muchas cosas buenas que tuvo nuestro pasado y progresaremos más rápidamente hacia el futuro. Si no, estaremos a merced de aquellos que sí tienen clara su identidad de raza y y sus propósitos de superponerse al resto.

Aceptemos la ficción de la igualdad como útil para la convivencia pero no neguemos nuestros orígenes. Somos sus herederos y muchos trabajaron, sufrieron y murieron por nosotros. Seamos dignos con nuestra historia y luchemos contra los poderes en la sombra y contra aquellos que planifican nuestras vidas como cifras en sus balances de explotación.

Saludos.




12 de septiembre de 2012, 6:23

Publicar un comentario en la entrada

 

2009 ·Nördlingen by TNB